Historia

“Para comprender nuestra propia historia hay que buscar en las huellas del pasado, la razón de ser del presente…sólo partiendo de esta realidad se podrá construir un mejor futuro”.

 

La historia del Colegio Alfred Binet se remonta hasta 1983, cuando Gloria Elena Puerta González, su esposo Héctor Arias y su hermano Diego Luis, deciden asociarse y llevar a cabo el sueño de esta mujer: crear un Jardín Infantil para educar a niños y niñas entre los 0 y 5 años de edad.

De esta manera es como nace en el barrio Buenos Aires (Miraflores), el Jardín Infantil “Mi Casita Encantada”, iniciando labores el 18 de Julio de 1983, con el único objetivo de ser un hogar para infantes, fomentando la sensibilidad, solidaridad, recreación y creatividad; atendiendo los servicios de educación maternal, preescolar, guardería, y pre kínder.

Conforme como pasaba el tiempo, iba creciendo “Mi Casita Encantada”, y para el año 1995 contaba con 180 alumnos, convirtiéndose en uno de los jardines infantiles más grandes y prestigiosos de todo el sector de Buenos Aires, reconocido por su alto nivel académico, su ambiente familiar y su preocupación por educar en valores.

Todo lo anterior, llevó a que se tomará la determinación por parte de su fundadora y nuevas socias, sus hijas Liliana y Natalia Arias, de pasar de ser sólo un Jardín Infantil a convertirse en Colegio, por lo cual la Institución debió ampliar su servicio educativo como lo dispone el Artículo 13 del Decreto Nacional de 1.860, cambiando el 3 de Agosto de 1.994 su razón social y quedando establecido el 24 de Mayo de 1.996 en una reunión del Consejo Directivo, su nuevo nombre: COLEGIO ALFRED BINET, propuesto por la exalumna Natalia Arias.

Ya son más de 35 años de labor educativa, donde se han obtenido múltiples reconocimientos y el amor incondicional de los estudiantes y padres de familia, quienes han confiado firmemente en esta institución. Pero la historia no termina ahí, seguiremos apostándole a una educación más incluyente, a una propuesta formativa abierta, basada en el arte y los valores familiares, la cual nos permite educar seres humanos mentalmente hábiles y emocionalmente seguros.

.